Redacción central/La Paz

Toyota, Mazda y Honda anunciaron la suspensión parcial de su producción debido a la falsificación de pruebas de certificación en varios de sus modelos fabricados en Japón. Esta decisión surge tras una investigación del Ministerio de Transporte japonés que reveló irregularidades en las pruebas de seguridad y rendimiento de estas compañías.


Haz click en la imagen para agendar una asesoría de MOTORES BOLIVIANOS

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, pidió disculpas públicamente, reconociendo las fallas en los ensayos de certificación de siete modelos de vehículos. Durante una conferencia de prensa en Tokio, Toyoda expresó: “Ofrecemos sinceras disculpas. No somos una empresa perfecta. Pero si vemos algo mal, daremos un paso atrás y seguiremos intentando corregirlo”.

Toyota Motor Corp., con sede en Toyota City, ha suspendido la producción nacional de los modelos Corolla Fielder, Corolla Axio y Yaris Cross. Las pruebas fraudulentas involucraron el uso de datos inadecuados o anticuados en pruebas de choque, exámenes incorrectos de inflado de bolsas de aire y pruebas de daños de asientos traseros durante colisiones. Además, se falsificaron pruebas de energía de motores. La compañía aseguró que estas irregularidades no afectan a los vehículos ya en circulación, incluidos los modelos Corolla y Lexus.

Mazda Motor Corp. también ha cesado la producción de dos de sus modelos, el Roadster y el Mazda 2, tras descubrir el uso de software incorrecto en las pruebas de control del motor. El presidente de Mazda, Masahiro Moro, admitió fallas en las pruebas de colisión para tres modelos descontinuados, aunque afirmó que estas fallas no comprometen la seguridad de los vehículos.

Honda Motor Co., por su parte, se disculpó por la realización de pruebas inapropiadas de niveles de ruido y torque en modelos como el Accord, el Odyssey y el Fit, cuyos modelos afectados ya no se producen. El CEO de Honda, Toshihiro Mibe, señaló que la seguridad de los vehículos en circulación no está comprometida.

Shinji Miyamoto, ejecutivo de Toyota encargado de atención al cliente, explicó que la empresa comenzó a revisar sus propias pruebas tras detectar problemas en otras compañías del grupo. Este proceso se intensificó a principios de año cuando el gobierno japonés envió un equipo de investigación a una planta de Toyota para examinar posibles irregularidades en los test de emisiones y potencia de varios motores.

El grupo Toyota ha enfrentado varias controversias relacionadas con los controles de calidad de sus vehículos. En marzo de 2022, Hino Motors, una de sus filiales, admitió haber presentado datos fraudulentos sobre emisiones y economía de combustible. Recientemente, Daihatsu, otra filial, paralizó sus envíos globales tras descubrirse la manipulación en las pruebas de seguridad o emisiones de la mayoría de sus modelos.

Akio Toyoda reiteró su compromiso de corregir las irregularidades y guiar a la compañía hacia un futuro más transparente y confiable. «Lo que debo hacer ahora es mostrar la dirección que debe tomar el grupo y crear un lugar para las próximas generaciones», afirmó Toyoda.

Las empresas afectadas trabajan ahora en verificar el cumplimiento de las pruebas de certificación antes de reanudar la producción y entrega de los modelos involucrados.


Video más reciente:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí