Prueba de manejo: Suzuki Baleno GLX manual

  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
  • slide
CONDUCIMOS EL EXISTOSO HATCHBACK EN LA VERSIÓN MANUAL

El Suzuki Baleno se comercializó en Bolivia a fines de la década de los 90´s y que inmediatamente un éxito de ventas. Ahora se presenta la nueva generación con distintas opciones de equipamiento y nuevo interior. Motores Bolivianos probó la versión más equipada con transmisión manual.

El apartado estético muestra un hatchback urbano del segmento B con un diseño muy elegante, que da la apariencia de ser una categoría superior. En esta versión más equipada se ofrecen las luces delanteras con técnica de LED y además incluye los faros antiniebla. También están presente unos aros de aleación de aluminio de 16 pulgadas con un color gris ahumado.

La parte trasera también incluye luces con tecnología LED, además de un listón cromado que subraya su carácter elegante. Los espejos laterales pueden ser abatidos y tienen las luces direccionales.

El Suzuki Baleno se posiciona como uno de los hatchbacks más espaciosos de su clase. La posición de manejo es correcta gracias a un volante que regula tanto en altura como en profundidad, además de un asiento que tiene regulación en altura. El arranque del vehículo es mediante botón, gracias a la llave inteligente, misma que no se utiliza para ingresar, puesto que el vehículo detecta la presencia del conductor/a. El espacio para las piernas en la parte de atrás es líder en el segmento de los subcompactos.

El instrumental es claro y se lo puede manejar desde el volante. Dicho volante está recubierto en cuero sintético, además tiene los controles del audio. En cuanto al sistema de infoentretenimiento, este consta de una pantalla a color táctil y un sistema de audio con 4 parlantes y entrada USB/AUX/MP3/Bluetooth. Este sistema cuenta con sistema operativo Android, el cual permite acceder a aplicaciones como Facebook o Spotify.

La experiencia de manejo es grata, puesto que el vehículo tiene un peso muy bajo y esto posibilita una conducción ágil. Si bien el motor no tiene a primera vista una gran cifra de potencia, el bajo peso ya mencionado lo beneficia considerablemente. La aceleración es correcta y cumple satisfactoriamente con las necesidades de una persona para moverse con soltura por la ciudad.

La dirección tiene un buen balance y no resulta incómoda de manejar, por otro lado, los frenos tienen buena potencia, no obstante, los frenos de atrás son de tambor. En lo referido a la suspensión, Baleno ofrece un andar suave y confortable, absorbiendo muy bien los baches u otras irregularidades de las calles de la ciudad de La Paz. La transmisión manual de 5 velocidades tiene una transición de marchas suave y correcta, sin embargo, el vehículo podría obtener una 6ta velocidad para poder relajar el motor en carretera.

La visibilidad es correcta, los espejos exteriores tienen un buen tamaño y la forma en general de vehículo ayudan en este apartado. El vehículo cuenta en con frenos con antibloqueo ABS, distribución de frenado EBD y asistente de frenado BA. También cuenta con 6 bolsas de aire (frontales, laterales y de cortina) en esta versión GLX, anclajes ISOFIX para sillas de bebé y cinturones inerciales para todos/as los ocupantes. Sin embargo no se ofrece control electrónico de estabilidad, al menos hasta el cierre de la presente redacción. Baleno es uno de los modelos con más equipamiento de seguridad en este segmento. En conclusión, Baleno es un fuerte competidor del segmento, ofrece un buen nivel de equipamiento y un buen equipamiento de seguridad en esta versión GLX. El manejo es muy grato y cumple con buena nota casi todos los aspectos que puede pedirse a un vehículo de su clase (segmento B). Suzuki Baleno vuelve con todo al mercado boliviano.

  Motor      
1.4L 4 cilindros 16 válvulas DOHC
  Potencia    
  91 caballos de fuerza
  Torque       
  130 N/m              
  consumo      
  15,2 Km/L             
  Emisiones C02
  121 g/Km              
  Precio versión probada
  USD 17.290.-             
  Importador      
  Imcruz