autos.jpg

 

Las tablas que de marcan impuestos a vehículos a nivel nacional no se modificaron desde el año 1998, según el asesor de recaudaciones de la municipalidad de Cochabamba, Luis Alberto Ricaldi.

El entrevistado sostuvo que dichos datos se “arrastran” desde aquel año y que el Gobierno de entonces realizó una clasificación de los tipos de vehículos que se internan en el mercado boliviano.


 

Los automotores nuevos tienen mayor carga tributaria, según pudo constatar OPINIÓN mediante la página web del Registro Único para la Administración Tributaria (RUAT).



 

Ricaldi agrega que la depreciación del automóvil es de 10 años en relación al año de fabricación del modelo.



 

Algunos de los parámetros que se manejan para calcular los impuestos por la tenencia de un coche, son la cilindrada, carrocería, número de puertas y tipo de tracción, además de la procedencia de fabricación.

 

Mismo vehículo, diferentes impuestos. ¿Por qué? 



 

El portal web del RUAT permite hacer un cálculo de qué cantidad de tributos se debe pagar, esto según la antigüedad del vehículo y del municipio.



 

Algunos ejemplos:



 

Un automóvil del segmento “B” subcompacto con un motor de 1.4 litros, tracción delantera (fuerza del motor a las ruedas delanteras) y de 5 puertas, pagaría Bs 2460 si es fabricado en India, mientras que se tasan Bs 2150 si este es producido en Brasil.



 

En este caso, el vehículo indio tiene un impuesto mayor al del brasilero. Ricaldi justifica esto por la distancia y costos de importaciones, además que se promovería la producción latina.


 

No obstante, el mismo ejemplo aplicado en una vagoneta pequeña del mismo segmento da otro tipo de ecuación donde el modelo fabricado en Latinoamérica tributa más impuestos:


 

Motor 1.6 litros, tracción delantera y 5 puertas, tiene un impuesto de Bs 2976 si es de procedencia mexicana, mientras que uno fabricado en India tasaría Bs 2777.



 

Uno de los segmentos más populares es el “C” compacto, donde están actores como Nissan X-TRAIL, Toyota RAV4, Mazda CX-5, Mitsubishi Outlander, Jeep Compass, Hyundai Tucson, entre otros modelos.


 

En esta franja del mercado, un vehículo con motor 2.4L, tracción 4x4, 5 puertas y procedencia japonesa, pagaría Bs 9522, mientras que uno fabricado en Brasil sería Bs 6190 en total.


 

El tipo de tracción también incide en el tributo. Estos mismos vehículos mencionados en el ejemplo anterior, pero con tracción 4x2 delantera, pagan Bs 8078 para el japonés, mientras que Bs 4487 para el brasilero.



 

Otro de los segmentos más populares en Bolivia, es el de las camionetas medianas o mid-size, donde compiten modelos como Mitsubishi Tritón, Nissan Frontier, Toyota Hilux, Mazda BT-50, entre otros.


 

Un caso concreto es el de la Toyota Hilux, vehículo comercial 4x4 que carga una tonelada, misma que tiene procedencia tailandesa y argentina. 


 

El que es fabricado en Tailandia, tributa Bs 6659, mientras que le argentino paga Bs 4487.


 

Como dato curioso, una vagoneta tipo Nissan Patrol o Toyota Land Cruiser, con motores de ocho cilindros en “V” (V8) y cilindradas superiores a 4.0 litros, además de origen japonés y 4x4, pagan Bs 11726.



 

Hoy es el último día para acogerse al “perdonazo vehicular”, una campaña de la alcaldía de Cochabamba que reduce multas y da una serie de ventajas a los contribuyentes de automotores.


Cargando las Conversaciones